“Momentos de café”: un café inclusivo para Curicó | Fundación Descubreme
Promover, facilitar y difundir la inclusión de las personas con discapacidad cognitiva

“Momentos de café”: un café inclusivo para Curicó

Proyectos del Fondo Descúbreme - 10 septiembre, 2019

La iniciativa beneficia a 24 jóvenes con discapacidad cognitiva, de entre 18 y 28 años, otorgándoles una oportunidad de inclusión laboral y de emprendimiento. 

En octubre de 2019 el Colegio Especial de María de Curicó inauguró su cafetería inclusiva denominada «Momentos de Café», un espacio financiado a través del Fondo Descúbreme y quizás una de las primeras iniciativas en esta línea en esa ciudad.

Sonia Gajardo, coordinadora del Proyecto, explicó que el objetivo central de esta cafetería y su propuesta de valor es que fuera atendida por jóvenes con discapacidad, a los cuales se capacitó en diferentes temáticas, como estrategias de marketing y técnicas de atención al cliente para ofrecer un servicio de excelencia y establecerse en el mercado como una alternativa de calidad y buena atención.

Según comenta la coordinadora, la idea de instalar este establecimiento surgió luego de realizar un taller básico de banquetería enfocado en “café”, el cual se ofrecía de manera itinerante. Sin embargo, el gran sueño era tener un espacio definitivo donde implementar una cafetería inclusiva. “Nosotros queríamos ampliar el coffee y no teníamos el financiamiento para hacerlo, entonces se dio la posibilidad de que aquellas instituciones que había concursado anteriormente pudieran postular sus proyectos al Fondo Descúbreme 2019”, señaló Gajardo.

Carolina Villagra, analista del Fondo Descúbreme, explicó que “a diferencia de versiones anteriores, donde se realizaba un llamado abierto a todo tipo de instituciones, para la versión 2019 decidimos contactar a cerca de 150 organizaciones que ya se habían adjudicado el fondo entre los años 2012 y 2018, a fin de promover la continuidad de sus proyectos y fortalecer la labor que venían realizando».

Este era el caso del Colegio Especial de María de Curicó, el cual se había adjudicado recursos del Fondo en tres ocasiones previas con innovadores proyectos para sus estudiantes con discapacidad cognitiva. Ejemplo de ello son los proyectos Con Gran Estampa y Manos que relajan.

Momentos de Café

El proyecto busca ser un aporte frente a la falta de oportunidades que tienen los jóvenes egresados de la Educación Especial y por consiguiente la incertidumbre que esto provoca en su entorno familiar. Según Sonia Gajardo, esta falta de empleabilidad se explica en que la Empresa requiere de mano de obra calificada y resolutiva, y si bien la Ley de Inclusión Laboral ayuda a resolver en parte este problema, aún no es suficiente. “Mientras las leyes avanzan en pro de la Inclusión debemos tener propuestas alternativas para los jóvenes que están a las puertas de egresar del sistema”.

En este contexto, la consolidación del proyecto permitió que 24 jóvenes entre 18 y 28 años con competencias en el área social, laboral y artística pudieran socializar con sus pares, familias, así como con la comunidad local. “Este Café es un espacio de crecimiento laboral para nuestros jóvenes y de crecimiento personal y social, ellos desarrollan esta actividad con mucho entusiasmo y toda la ambientación de la cafetería está hecha por ellos mismos. Constituye una ventana que visibiliza la inclusión de personas con discapacidad cognitiva”, destacó Gajardo.

Los jóvenes que participan en este proyecto han sido formados en atención y servicio de Coffe Break, con amplia experiencia de atención en la comunidad Local. Es un grupo particularmente afiatado, con habilidades de trabajo en equipo y excelente convivencia social.

Al respecto, Sonia destacó que “desarrollamos un plan de negocios con un asesor, que tiene todo un desarrollo y sistematización, mientras los profesores desarrollaban habilidades blandas en los jóvenes; se hicieron talleres de simulación, de cultura laboral, de prevención de riesgos, es decir, un sinfín de aspectos que hacen de este proyecto una iniciativa innovadora, sustentable y muy satisfactoria para todos”.

Sonia Guajardo finalizó señalando que, si bien “ha sido un proceso largo y difícil, también ha sido tremendamente motivador para la comunidad estudiantil. La cafetería está en un lugar muy bonito y se ha desarrollado para ser un espacio inclusivo para reunirse. Estamos muy agradecidas de Fundación Descúbreme y de todas las instituciones que financian estos proyectos. La gente a veces tiene dudas de realizar donaciones en las cajas de los supermercados, por lo que les decimos que los recursos recaudados son dirigidos 100% a los proyectos adjudicados, lo que permite que cada una de las instituciones puedan cumplir sus sueños. Hemos logrado un proyecto de impacto social”.

Artículo siguiente