Liceo ORLI de Quilpué está capacitándose en gestión educativa con Enfoque Inclusivo | Fundación Descubreme
Promover, facilitar y difundir la inclusión de las personas con discapacidad cognitiva

Liceo ORLI de Quilpué está capacitándose en gestión educativa con Enfoque Inclusivo

Boletín - 3 septiembre, 2020

Cecilia Jara, asesora pedagógica y social de la Fundación Obispo Rafael Lira Infante, Región de Valparaíso, compartió los motivos por los cuales tanto los profesionales directivos como coordinadora del Programa PIE decidieron capacitarse junto al área de Educación Inclusiva de Fundación Descúbreme.

“Déjame contarte cómo descubrí a Fundación Descúbreme” es la forma en que Cecilia Jara, asesora pedagógica y social de la Fundación Obispo Rafael Lira, comenzó a relatar la experiencia que vivieron como equipo profesional tras recibir las capacitaciones impartidas por Denisse Faúndez, coordinadora del área Educación Inclusiva de la fundación.

Identificando la necesidad de profundizar en Educación con Enfoque Inclusivo

Jara relató que “a fines de 2019, el director de nuestro Liceo TP Gastronómico ORLI de Quilpué, profesor José Luis Rebeco Gutiérrez, me informa que este 2020 llegarían dos nuevos alumnos de 13 y 14 años, ambos con Trastorno del Espectro Autista (TEA). Si bien nuestro liceo se caracteriza por ser una alternativa de excelencia en la región por sus programas de integración para estudiantes con discapacidad, nos enfrentaríamos a un escenario desconocido y queríamos contar con todas las herramientas apropiadas para apoyarlos en su proceso de adaptación y aprendizaje educacional”.

Esta preocupación, agregó la entrevistada, se debe a que “el sello de nuestro liceo es la afectividad”. Contamos con 160 estudiantes y 26 de ellos son alumnos con necesidades educativas especiales, preferentemente en el ámbito cognitivo”.

Por lo mismo, “al navegar en internet me encontré con Fundación Descúbreme que, si bien no cuenta con una larga trayectoria en educación inclusiva, sí la tiene en materia de discapacidad cognitiva, lo cual me llamó la atención. Así que los invitamos a participar en la licitación que publicamos en nuestras redes sociales. Entre todos los participantes, destacaron por su propuesta a la medida”, relató la asesora educacional.

Una propuesta a la medida y personalizada

Para Jara, el que fuera una propuesta orientada a las necesidades particulares del Liceo ORLI era fundamental puesto que, con la llegada en el año 2017 del actual director, quien es educador diferencial, comenzaron el tránsito hacia un establecimiento educacional inclusivo. Esto les significó realizar diferentes ajustes razonables tanto en infraestructura como a nivel docente, además de comenzar con el Programa de Integración Escolar (PIE), a cargo de un equipo profesional compuesto actualmente por dos educadoras diferenciales, una de ellas coordinadora del programa y otra como educadora, y una psicóloga.

“Necesitábamos una propuesta que fuera diseñada junto a nosotros, que respondiera a nuestro desconocimiento en herramientas para abordar el espectro autista, que incluyera a nuestro equipo directivo, docentes, asistentes de la educación y, sobre todo, a nuestros sujetos de atención, nuestros estudiantes que serían los compañeros de cursos de los nuevos integrantes a esta familia ORLI”, detalló Jara.

Así, Fundación Descúbreme les propuso dos capacitaciones: la primera es Herramientas de Apoyo para la Inclusión y la segunda en Gestión Escolar Inclusiva. “Pudimos realizar las 2 sesiones presenciales completas de la primera capacitación, pero, debido a la pandemia, debimos paralizar el curso ya que necesitamos la retroalimentación directa de nuestros alumnos y docentes en aula. Por lo cual, tomamos la segunda capacitación de ocho sesiones en modalidad online”, lamentó la entrevistada.

Por qué capacitarse con Fundación Descúbreme

Para finalizar, Jara recomendó recurrir a Fundación Descúbreme si se quiere expandir los conocimientos sobre Educación con Enfoque Inclusivo ya que, como describió, “fue un despertar para nosotros, nos abrió puertas a un mundo que desconocíamos y estamos muy motivados a seguir transitando junto a la fundación por su profesionalismo y amabilidad a la hora de compartir los conocimientos. Por ejemplo, aprendimos que no es el estudiante el que tiene discapacidad, sino que es el entorno que lo acoge el cual no está adaptado para él y por eso se habla de ‘estudiante en situación de discapacidad’”.

Artículo siguiente