Bienestar de las personas con autismo en tiempos de COVID-19 | Fundación Descubreme
Promover, facilitar y difundir la inclusión de las personas con discapacidad cognitiva

Bienestar de las personas con autismo en tiempos de COVID-19

Boletín Sin categoría - 29 abril, 2020

Naciones Unidas, en el marco de la conmemoración del Día Mundial de Concienciación del Autismo, que se celebra cada 2 de abril, busca generar las condiciones básicas para asegurar con éxito la transición a la vida adulta de las personas con trastorno del espectro autista (TEA).

Este llamado cobra mayor relevancia en el contexto actual y la crisis generada por el nuevo coronavirus ya que las alteraciones a la vida cotidiana que provoca la cuarentena y el distanciamiento social pueden tener un impacto negativo en las personas con TEA si no se entregan las medidas de apoyo correctas.

Para las personas con TEA las rutinas son muy favorables, puesto que les sirve para manejar el stress y la ansiedad. Por este motivo, las adaptaciones y permisos que está realizando nuestro país frente a la emergencia sanitaria, contribuye a visibilizar y derribar barreras para la inclusión de las personas con discapacidad cognitiva en nuestra sociedad.

Chile ha seguido el ejemplo de España al flexibilizar las indicaciones de confinamiento para las personas con autismo, para que puedan salir a la calle junto a su respectivo cuidador o acompañante, quienes deberán exhibir a la autoridad fiscalizadora la Credencial de Discapacidad, Certificado de Discapacidad del Registro Civil o Certificado Médico que indique el Diagnóstico Trastorno del Espectro Autista. El permiso deberá ser solicitado a nombre del cuidador o acompañante y la duración de esta salida no podrá exceder las dos horas al día.

Junto a esta medida, es necesario entregar información en formatos de lectura fácil y directos que faciliten su comprensión, la mantención de sus rutinas diarias, dentro de lo posible, y la práctica de las habilidades de manejo del estrés.

En el caso de los profesionales de la salud, se recomienda que, si atienden a pacientes con TEA, lo hagan en un entorno tranquilo, a un ritmo pausado, empleando un lenguaje directo, respetando sus elecciones y permitiéndole estar acompañando durante los procedimientos.

La emergencia sanitaria producida por el COVID-19 representa un gran desafío para el país, pero también puede transformarse en una oportunidad para fortalecer nuestra capacidad para velar por la integridad y la autonomía de todos.

Carola Rubia
Directora Ejecutiva de Fundación Descúbreme

Artículo siguiente