Natalia Montecinos, el sonriente rostro de la campaña SMU que, además, es un talento chileno | Fundación Descubreme
Promover, facilitar y difundir la inclusión de las personas con discapacidad cognitiva

Natalia Montecinos, el sonriente rostro de la campaña SMU que, además, es un talento chileno

Boletín Sala de prensa - 1 agosto, 2022

Con 28 años trabaja como reponedora, participó de un proyecto de Fondo Descúbreme, le gusta el baile contemporáneo y en su tiempo libre se dedica a las redes sociales. Su sueño es convertirse en profesora de zumba.

Natalia Montecinos es una joven talquina con discapacidad cognitiva que ha desarrollado numerosas habilidades a lo largo de su vida. Por ejemplo, a los 20 años participó en el programa de televisión “Talento Chileno”, donde logró llegar a la final. “Me gusta mucho bailar, lo hago además de mi trabajo. Y la gente me reconoce por haber salido en la tele y ahora por ser rostro de la campaña de SMU” (Unimarc, Mayorista 10, Alvi), señala.

Hace 4 años decidió que debía ser más independiente e insertarse en el mundo del trabajo. Para esto, en su escuela UNPADE (Unión Nacional de Padres y Amigos de Personas con Discapacidad Mental), participó de 3 cursos organizados por Fundación Descúbreme. Dos de ellos sobre “Cocina” y uno de “Seguridad”, especialmente útil -según su papá René Montecinos-, porque le dio la confianza para desempeñarse en cualquier trabajo. “Se puede decir que la Fundación -a través de los cursos- le ayudó a sentirse más segura y ahí aprendió que debía dejar su vida de colegio e insertarse al mundo laboral”, comenta.

Gracias a ese impulso, ingresó a la CMPC a trabajar como reponedora, lo significa que se desempeña en distintos supermercados reponiendo los productos de esta empresa en las góndolas. En eso estaba, cuando se acercaron a ella para ofrecerle ser el rostro de la campaña que SMU desarrolla para incentivar las donaciones en cajas, que se utilizan para financiar el Fondo Descúbreme. (Fondo concursable cuyo objetivo es impulsar el trabajo de organizaciones, tanto de personas con discapacidad cognitiva, como de instituciones que trabajan con ellas)

Natalia -que también fue parte de un proyecto de Fondo Descúbreme- accedió feliz y, hoy en día, cuando en los supermercados todo el mundo la reconoce, señala entusiasmada: “Es muy bakán”.

Y no se queda ahí, con su gran talento por el baile, muestra lo que hace en redes sociales y sueña con convertirse en profesora de zumba.

Artículo siguiente