Inclusión comunal, un trabajo en conjunto por el medioambiente | Fundación Descubreme
Promover, facilitar y difundir la inclusión de las personas con discapacidad cognitiva

Inclusión comunal, un trabajo en conjunto por el medioambiente

Proyectos del Fondo Descúbreme - 11 marzo, 2016

En un esfuerzo conjunto entre empresas y comunidad, la ciudad de Los Andes impulsa el reciclaje en manos de jóvenes con discapacidad cognitiva, entregando una fuente laboral a más de una decena de personas. Esta iniciativa por el medioambiente y la inclusión es posible gracias al Fondo Descúbreme 2015.
El Centro de Reciclaje “Gran Esperanza” es una institución que ha generado un importante aporte para la ciudad de Los Andes, tanto por su labor con el medioambiente como por la oportunidad de inclusión que ofrece a las personas con discapacidad cognitiva.
El año 2015 fue una de las 30 instituciones, en adjudicarse el Fondo Descúbreme para ejecutar el proyecto de inclusión laboral “Desarrollando competencias laborales y productivas asociadas al cuidado del medio ambiente”, que dio una oportunidad laboral a 18 jóvenes con discapacidad cognitiva.
031116_nota_losandes_wordpress
De esta manera, los jóvenes que trabajan en “Gran Esperanza” han demostrado tener las capacidades para desempeñarse en las diferentes acciones que implica el reciclaje y que van desde la recolección del material en distintas empresas -botellas plásticas, papeles y cartón- hasta la selección y prensado del mismo para enviarlo a Santiago y venderlo para su reciclaje.
María Jesús Badilla, Jefa de Proyectos Sociales de Fundación Descúbreme, destacó que este proyecto “permitió generar oportunidades en un emprendimiento que integra a jóvenes y adultos, en un ambiente protegido y vinculado con la comunidad, pudiendo desarrollar sus propias habilidades laborales”. Es así como también la adjudicación del Fondo Descúbreme 2015, facilitó la adquisición de una nueva máquina compactadora para el Centro, haciendo que todo el proceso de trabajo y compactado de los materiales fuera más rápido y eficiente.
Una de las externalidades positivas del proyecto, ha sido el poder reconocer las habilidades de cada uno de los beneficiarios y así repartir las labores que realizan de manera más equitativa. María Angélica Guzmán, monitora de Gran Esperanza, explica que “acá todos somos importantes y tenemos un rol que cumplir: algunos recolectan el material desde las distintas empresas colaboradoras, otros realizan la labor de separación y clasificación y finalmente hay gente encargada de operar la máquina compactadora”.
Jonathan Flores, de 28 años, llegó a trabajar al Centro de Reciclaje por medio de un reportaje que leyó en un diario de Los Andes. A pesar de vivir en una zona rural, movilizarse en silla de ruedas y tener dificultades en sus manos -lo que implica un gran esfuerzo para él- todos los días llega a trabajar y realiza sus labores desde las 14 hasta las 18 horas.
Al igual que el resto de sus compañeros, Jonathan recibe un incentivo monetario lo que le permite tener cierta independencia y apoyar la economía familiar. “Hay que saber harto, porque es mucho papel – y material – el que llega para su clasificación”, pero agrega que trabajar en el centro “es grato y es súper bueno el trato”.
Por su parte, Rosa López Jara, Coordinadora Comunal del Plan de Integración Escolar, comenta que la necesidad de crear este espacio laboral “surge del programa de integración, ya que veía que los jóvenes no podían insertarse laboralmente y ahí nace la idea de trabajar con el tema del reciclaje”. En ese contexto, también cuenta sobre las distintas capacitaciones que realizan monitores medioambientales externos “donde el trabajo que se hace posteriormente, se envía a empresas dedicadas al rubro del reciclaje en Santiago, como materia prima, y es comercializado”. La venta de material permite la recolección de insumos básicos para mantención y otro porcentaje va de manera directa a cada uno de los chicos del centro como remuneración, lo que los hace sentirse útiles para la sociedad y con ellos mismos, al realizar un importante aporte a la ciudad.
Ficha Técnica
Institución: Agrupación de profesionales y amigos de alumnos con capacidades diferentes
Proyecto: Desarrollando mejores competencias laborales y productivas asociadas al cuidado del medio ambiente
Monto adjudicado: $6.830.500
fondo-desc

Artículo siguiente