• Los 4 mitos sobre la discapacidad cognitiva

    Con el objetivo de favorecer una correcta inclusión de las personas con discapacidad cognitiva, desde Fundación Descúbreme invitamos a desmitificar esta condición y su impacto en el mundo laboral.

    ¿Qué es discapacidad?

    Según la Convención de Derechos Humanos de las Personas con Discapacidad, este es un concepto que evoluciona y que resulta de la interacción entre las personas con deficiencias y las barreras que surgen desde el entorno, afectando su participación plena y efectiva en la sociedad, en igualdad de condiciones con las demás.

    ¿Qué es discapacidad cognitiva?

    Se considera un trastorno intelectual que se inicia durante el período de desarrollo, el cual se puede manifestar en déficits en el funcionamiento intelectual, tales como: razonamiento, solución de problemas, planificación, pensamiento abstracto, toma de decisiones y/o, aprendizaje académico, y a través de la propia experiencia.

    Esto, sin el consiguiente apoyo, resulta en dificultades del funcionamiento adaptativo, como la no consecución de estándares sociales y culturales para la independencia personal y la responsabilidad social. Sin el consiguiente apoyo, autonomía e independencia personal. Algunas condiciones que presentan discapacidad cognitiva asociada son: disfasia, síndrome de Down y síndrome X Frágil, entre otras. En ocasiones, personas con Trastorno del Espectro autista, pueden presentar también discapacidad cognitiva.

    Los 4 mitos de la discapacidad cognitiva en el mundo del trabajo

    Mito 1: Las personas con discapacidad tienen bajo rendimiento y son poco productivos

    Para que una inclusión laboral sea exitosa, es importante que se haga un buen match entre el perfil del cargo y la idoneidad del candidato. Esto rige para cualquier postulante a un puesto laboral, no sólo para personas con discapacidad. En la medida que se tiene claridad de las necesidades y exigencias del rol, será más fácil encontrar al candidato adecuado para el puesto.

    Mito 2: Las personas con discapacidad presentan gran ausentismo laboral

    Según un estudio realizado por Ahá Inclusión y Fundación Descúbreme en 2016, las personas sin discapacidad presentan, en promedio anualmente, más días de ausentismo (3,4%) que las personas con discapacidad (2,4%). Todo esto, en el entendido que se implemente una adecuada gestión de la diversidad.

    Mito 3: El entorno de la empresa es riesgoso para la persona con discapacidad

    El entorno de una empresa es igualmente riesgoso para una persona con discapacidad y otra sin esta condición. La clave para mantener los niveles de seguridad adecuados está en generar las condiciones de igualdad para el óptimo desempeño de todos los colaboradores.

    Mito 4: Tengo dudas de que el personal acepte e incluya a la persona con discapacidad

    El estudio “Factores para la inclusión laboral de las personas con discapacidad” de la OIT y SOFOFA (2013) señala que el 63,8% de empresas declara que la inclusión laboral conlleva: productividad, trabajo en equipo, clima laboral, compromiso, entre otros. El trabajo de capacitación y concientización de los colaboradores puede favorecer la aceptación, respecto y valoración de las personas con discapacidad como colaboradores productivos.

    La inclusión es un proceso por el cual se crean oportunidades para que todas las personas sean partícipes del desarrollo en igualdad de oportunidades, reconociendo la diversidad y la dignidad de todas ellas. Esto se relaciona con el enfoque de derechos humanos, con la idea de poner al individuo al centro del desarrollo y con dar una respuesta política a los problemas de integración de las sociedades modernas.

    Comparte...Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0