Luis, Benvenuto, Minera Meridian El Peñón | Fundación Descubreme
Promover, facilitar y difundir la inclusión de las personas con discapacidad cognitiva

Luis, Benvenuto, Minera Meridian El Peñón

Boletín Sala de prensa - 23 diciembre, 2021

“Las empresas debemos hacer un cambio cultural, para acoger la inclusión” 

La minería es una actividad que requiere personal capacitado, para minimizar los riesgos inherentes a ella , aquí nos cuentan cómo han trabajo la inclusión, especialmente, de personas con discapacidad, de la mano de Fundación Descúbreme.  

Minera Meridian El Peñón es una empresa de Yamana Gold situada a 150 kilómetros al noroeste de Antofagasta, que lleva alrededor de 21 años operando. “Es una mina de oro y subterránea, única en su género en la región”, nos cuenta Luis Benvenuto, Gerente de Recursos Humanos de la compañía. 

“Como minería subterránea de oro, suscribimos un acuerdo con Fundación Descúbreme, antes del inicio de la aplicación de la nueva ley de inclusión, porque era la única institución de derecho privado, sin fines de lucro, que cumplía al 100% los objetivos que planteaba la nueva ley en materia de inclusión laboral, capacitación y discapacidad; y que, además, operaba en Antofagasta”, comenta.  

Actualmente, ya tienen 8 personas con discapacidad incorporadas con certificación y su meta es llegar a 10 personas y más. Para ello, llevan años trabajando en inclusión laboral. “La política de Yamana Gold es de inclusión en todas sus formas. De hecho, tenemos un Comité de Equidad e Inclusión. En cuanto a discapacidad, junto con Fundación Descúbreme, lo primero que hicimos fue ‘incorporar’ personas. Mejoramos el sistema de reclutamiento, selección, evaluación de cargos, reentrenamiento, sistema de selección, y después el proceso de incorporación, seguimiento y cierre de la relación. El ciclo completo”, explica Benvenuto. Además, a través de donación de capacitaciones Minera El Peñón ha colaborado en la capacitación de casi un centenar de jóvenes con discapacidad cognitiva. 

“La minería por definición es una actividad de alto riesgo -señala el Gerente de RR.HH- por lo tanto, hemos tenido que revisar condiciones de trabajo para que las personas se puedan adaptar, desde el tema más simple de herramientas ergonómicas, hasta el manual de carga, el tema de los riesgos psicosociales, riesgos ambientales, etc. Por ejemplo, una capacitación requerida para quien trabaja en minería de oro es aprender a trabajar con materiales peligrosos y es necesario que todos nuestros trabajadores, incluidos quienes tienen alguna discapacidad, se adapten para el aprendizaje de esto”. 

De acuerdo con su experiencia, las personas con discapacidad se han adaptado muy bien cuando han sido incorporadas en el puesto de trabajo adecuado para su perfil laboral. “En la entrevista de trabajo se ve que el desarrollo o competencia es de igual a igual con otros colaboradores; sin embargo -a veces- a los jefes directos aún les cuesta confiar en eso. Hay temores culturales que hemos tenido que ir desmitificando, ya que tenemos gente que está trabajando, que es absolutamente competente, como cualquiera de los otros 1394 colaboradores de nuestra empresa”, señala. 

Respecto a la realidad de la discapacidad y la ley de inclusión en las empresas chilenas, Benvenuto nos dice: “Las empresas chilenas no están entendiendo la discapacidad. Nos falta mucho. Chile es mucho más diverso de lo que se cree. Y el espectro autista o cognitivo por ejemplo está muy invisibilizado. Hay que hacer un cambio cultural desde los más alto de las empresas, directorios y gerencias y en toda la organización  hacia abajo. Mirar cada una de nuestras conductas.” 

Artículo siguiente