Cursos online inclusivos: Tres beneficiados cuentan cómo es la experiencia de aprender a través de la pantalla | Fundación Descubreme
Promover, facilitar y difundir la inclusión de las personas con discapacidad cognitiva

Cursos online inclusivos: Tres beneficiados cuentan cómo es la experiencia de aprender a través de la pantalla

Boletín Testimonios - 2 julio, 2020

Laura Roa (19 años), Benjamín Barros (20 años) e Ignacio Lagos (21 años) son tres estudiantes del Modelo de Formación online para el trabajo, el que ellos abrevian como “Cursos Descúbreme Online”. Los tres entregaron sus testimonios sobre cómo es para una persona con discapacidad cognitiva participar en el aula virtual, además de los beneficios y desventajas que le encuentran al sistema.

Fundación Descúbreme es uno de los pioneros en realizar capacitaciones virtuales dirigida a personas con discapacidad cognitiva en Chile. Estos cursos, cuya duración es de 34 días hábiles, contemplan módulos de habilidades sociolaborales y un oficio de elección, siendo las opciones Técnico de Bodega, Auxiliar Administrativo y Operador de Venta Asistida.

Actualmente, son 20 los cursos que se están realizando en paralelo, los que cuentan con estudiantes provenientes de cinco diferentes regiones del país, siendo estas Antofagasta, Coquimbo, Valparaíso, Metropolitana y del Biobío. A todos ellos se les entregó una Tablet acondicionada para las clases y una Banda Ancha Móvil (BAM) gratuita. Otro beneficio de estos cursos es que, de aprobar el 90 por ciento de asistencia, los alumnos pueden quedarse con la Tablet de forma permanente sin ningún costo.

Laura Roa (19 años), Benjamín Barros (20 años) e Ignacio Lagos (21 años), tres estudiantes del Modelo de Capacitación Online para el trabajo para personas con discapacidad cognitiva entregaron sus testimonios sobre esta modalidad educacional, así como sus ventajas y desventajas.

Los contenidos de los Cursos Descúbreme Online

“El Curso Descúbreme Online de Administración es súper fácil, es pura práctica y teoría, pero sin caer tanto en las matemáticas como temí en un minuto que fuera. Por ejemplo, me enseñan a entender los papeles que recibo y cómo clasificarlos según su categoría”, comentó Ignacio. Benjamín, quien también cursa administración, pero en una sección diferente, agregó que “revisamos habilidades para ir a entrevistas, cómo crear un currículum vitae, las formas de pago que existen, las modalidades de contrato, AFP y Seguro de Cesantía. Todo para exigir nuestros derechos laborales”.

En tanto Laura, quien se capacita como futura técnica de bodega explicó que ella en sus clases aprende diferentes tareas, como, por ejemplo, “los tiempos y forma adecuada para hacer un despacho, orden del lugar, reacción ante sismo y otras emergencias”. Reconoce que también pensó que serían difíciles, pero ahora “lo encuentro súper fácil, está hecho para mí y mis habilidades”.

Al mismo tiempo, los tres estudiantes dedican palabras de agradecimiento a sus docentes. “La profe María Jesús es simpática, le gusta su trabajo, se nota en la disposición que tiene para resolver nuestras dudas”, dijo Ignacio. Para Laura, su profe es genial porque “a veces se me olvidan algunas cosas, pero ella siempre me ayuda a recordarlas”. Benjamín comentó que “el profesor Cristián siempre pone atención a cada uno de los estudiantes, nos permite expresar nuestras dudas y sugerencias, además nos coordina para que todos tengamos un espacio para conversar”.

Ventajas y desventajas de la modalidad online

“Tiene un 95 por ciento de beneficios estudiar online”, señaló Benjamín, porque “me puedo conectar sin problemas, tengo la Tablet para mis estudios, tengo privacidad y me concentro mejor, sin tantas distracciones de mis compañeros”. “Son solo dos horas al día, en vez del colegio que eran al menos cinco horas diarias. Es una duración perfecta, no es tan extenso y tengo tiempo después para hacer mis tareas, compartir con mi familia o descansar”, agregó Ignacio. “Me acomoda la modalidad online porque manejo mejor, mis tiempos y forma de aprendizaje. Si bien somos 15 compañeros, no tengo la presión de ir a otro ritmo”.

Sin embargo, los tres coinciden que la principal desventaja es la falta de movilidad y contacto social, pues extrañan compartir con otras personas. “Me gustaba ir a clases presenciales porque podía usar el metro y conocer la ciudad, caminar, desplazarme por diferentes lugares” explicó Ignacio. Algo similar expresó Laura, pero también entiende que es una forma de aprender sin exponerse al Covid-19. “Es más tranquilo así para mí y mi familia ya que tengo algunas patologías de riesgo asociadas a mi condición”. Benjamín agregó que “hay que cuidarse, pero más que por uno es por la familia”.

Beneficios a futuro

Los tres estudiantes tienen planes a futuro, todos ellos desean trabajar y ser independientes, incluso “mantener su casa, ayudar a su mamá y mantener a sus gatos, como Freddy Mercury”, bromeó Benjamín. Él dice “tener clara la película, por lo que este curso de Administración es ideal para su proyecto de Peluquería y Estética” ya que “ya tengo todos los implementos, practico en mi pelo y en el de mi mamá, pero no tenía los conocimientos para llevar el negocio y ahora sí. ¡Ojalá, mi papá y tío pudieran tomarlo, les serviría mucho!” enfatizó.

“A mí el curso de Administración me servirá a futuro para el campo laboral. El próximo año terminaré Tercero y Cuarto Medio, lo que me permitirá encontrar mejores puestos laborales y también estudiar formalmente algo más. Siempre ligado a la administración, porque es lo que me gusta”, dijo Ignacio.

“Me encanta la computación, es lo que quiero estudiar. Esta modalidad online me permite aprender al tiempo que disfruto mi pasión y practico herramientas como Power Point, Gmail y otros. Me cuesta un poco Excel, pero pronto lo manejaré”, indicó Laura.

Por lo mismo, los tres estudiantes concuerdan en que estos cursos son recomendables para todos quienes deseen aprender algo nuevo, ver que existen nuevas oportunidades y no dejarse someter por un diagnóstico, puesto que “todo depende de uno mismo” señalaron.

La importancia de la familia

Laura contó que “al principio no teníamos muchas expectativas, pero me quedó gustando después de la primera clase. A mi familia también, me motivan para que asista y entregue mis tareas a la hora. Esto, porque me mantiene distraída de la cuarentena, el encierro, te desconecta de la situación y aprendes algo nuevo. Para mí es clave el apoyo de mi familia porque te impulsan a ir por más”.

Benjamín explicó: “Mi mamá es quien me apoya e impulsa a mantener la motivación, me ayuda a despertarme para asistir a clases y dándome mi espacio durante esas dos horas”. En tanto, Ignacio indicó que en su familia “están contentos porque me mantengo ocupado haciendo algo productivo, distraído de lo que pasa afuera en torno al Coronavirus. Además, por mi condición y falta de estudios, me ayudará en un futuro a tener mejores oportunidades, a ser autovalente e independiente”.

Artículo siguiente